EL HíGADO: EL DESINTOXICADOR MÁS POTENTE DEL CUERPO HUMANO

EL HíGADO: EL DESINTOXICADOR MÁS POTENTE DEL CUERPO HUMANO

Cuando por primera vez hace 20 años empecé a tratar pacientes en forma integral con medicina alternativa me di cuenta que limpiando el hígado y fortaleciendo su función cualquier enfermedad se podía curar; fue cuando descubrí unos de los principios de la medicina natural que dice: todas las enfermedades por muy grave que sean pueden ser curadas mejorando la función del hígado.

Nuestra medicina moderna tiene una serie de exámenes de laboratorio en sangre que pueden indicar que existe un daño del hígado por infección (hepatitis), o por alcohol (hígado graso, cirrosis), pero desafortunadamente no tiene exámenes que tengan la capacidad de medir el grado de desintoxicación del hígado, ya que así esté inflamado o alguna enfermedad le haya destruido  el 80 o 90 por ciento de su tejido, el continuará trabajando por su capacidad de reserva funcional que le permite trabajar hasta el final. Por lo tanto, estos exámenes no serán capaces  de demostrar si de verdad el hígado está cumpliendo efectivamente su capacidad funcional.

Cuando hablo de capacidad funcional del hígado hablo de la capacidad de desintoxicar nuestro cuerpo. Que puede ser medida y que existen muchos síntomas que te pueden indicar que su hígado está muy lento de función como:

Sabor amargo en la boca y mal aliento, círculos oscuros debajo de los ojos, irritabilidad, cubierta amarrilla de la lengua, dolores de cabeza, piel amarilla verdosa (cetrina), pálida, piel seca, con tono pobre, piel con un tono: ajado, caído, aguada, problemas menstruales y premenstruales, artritis, dificultad para digerir grasas, indigestión en general.

El hígado es el mayor responsable de coger las toxinas o moléculas dañinas que circulan en nuestro cuerpo y transformarlas en moléculas no tóxicas e inofensivas llamadas intermediarios para que estos se unan a proteínas y así poder eliminarlos del cuerpo más fácilmente. El hígado es un filtro que limpia y purifica la sangre que circula y nutre nuestro cuerpo, cualquier debilidad en el hígado puede repercutir o tener impacto en la salud de cualquier órgano.

Los factores que contribuyen a tener un hígado lento y propenso a enfermedad son: fumar cigarrillo, tomar alcohol, mala nutrición, químicos, colorantes, saborizantes artificiales, mucha grasa, productos refinados, comida frita, chatarra, pesticidas de los alimentos (fumigación), metales pesados (aluminio de las ollas donde cocina), o plomo de algunas pinturas, comida contaminada con bacterias. drogas, analgésicos, antialérgicos, drogas farmacéuticas en general, contaminación ambiental (humo de carros, fabricas.), alergia a alimento como lácteos, químicos en la casa [desinfectantes], nuestras hormonas, hongos, bacterias, virus (infecciones), digestión pobre.

El hígado es un órgano maravilloso y sus funciones son: Digestión de azucares, deposita azucares y las convierte en glucosa para reserva y mantiene niveles de azúcar en sangre. Digestión de las grasas, produce la bilis, para que vaya y se acumule en la vesícula y digiera la grasa, produce triglicéridos, colesterol y convierte los azucares y proteínas en energía para más tarde, digestión de proteínas, para que sean usadas para producir tejido. Depósito de nutrientes, deposita vitamina K, A, D y E y B12 e hierro.

Centro de defensa filtra la sangre, remueve bacterias, toxinas, hongos, virus y otras substancias. Convierte hormonas, productos metabólicos de desecho, toxinas y otras substancias destructivas en intermediarios de manera que puedan ser eliminados del cuerpo por la orina, bilis, y materia fecal.

Nuestro cuerpo no le gusta mantener ninguna molécula a su alrededor por mucho tiempo, aun buenas moléculas como hormonas son constantemente desmanteladas para preparar el reciclaje y la eliminación de3 las mismas gracias a las enzimas de desintoxicación, el hígado es capaz de destruir moléculas cancerígenas o no cancerígenas y moléculas buenas, en fin destruye y desmantela todos los productos del metabolismo, las enzimas son moléculas que actúan como catalizadores en ese proceso de transformación de toxinas. Existen miles de enzimas y cada una con un rol único y diferente.

Piense en ese proceso de desintoxicación del hígado como un proceso que consta de dos fases muy importantes, como especie de dos ciclos de lavado como, lo hace una máquina de lavar ropa, Las enzimas vienen siendo el jabón que despega y libera la grasa y la convierte en gotitas pequeñas de grasa y remueve las impurezas que el agua no puede remover por sí sola, esto quiere decir lo siguiente: fase uno de desintoxicación o ciclo número uno de lavado, las enzimas rompen las toxinas y las transforman en otras moléculas llamadas moléculas intermediarias. Les voy a dar un ejemplo espectacular, usted que tanto toma acetaminofén, suponga que tiene dolor de cabeza y se toma 2 acetaminofén de 500 mg el compuesto intermediario que estas enzimas forman al consumir acetaminofén se llama (napqi) que se llama n- acetil-p- benzoquinoneimina, sustancia extremadamente tóxica y cancerígena, que tiene que ser eliminada por medio de la fase número dos de desintoxicación o ciclo número dos de lavado.

Algunas toxinas están listas para ser eliminadas en la fase uno pero otras requieren el segundo ciclo de lavado. Fase dos de desintoxicación (ciclo número dos de lavado), estos compuestos intermediarios que son formados en la fase uno, en la fase dos son unidos a proteínas específicas que actúan como edecanes que escoltan o guían las toxinas hacia afuera del cuerpo por medio de la orina, la bilis o la materia fecal, este proceso de la fase dos se llama conjugación y es uno de los seis procesos más importantes de la fase dos, la fase dos o segundo ciclo consta de seis vías o procesos. De eliminación, cuando un hígado esta lento en su fase uno de desintoxicación, por lo tanto no estará destruyendo y transformando toxinas a una velocidad adecuada, esto hace que se acumulen toxinas en la sangre, si la hormona estrógeno no es desmantelada durante fase uno alcanza niveles tóxicos acumulados entonces se reflejara  en problemas de tensión premenstrual (dolores, cólicos, etc. antes de la menstruación) muchos factores pueden hacer que la fase uno de desintoxicación sea lenta, a medida que envejecemos nuestro proceso de desintoxicación se vuelve lento. El uso de medicamentos anti úlcera como cimetidina y anticonceptivos orales, exposición a metales pesados como mercurio y aluminio de los enlatados, plomo de las pinturas y el consumo excesivo de azúcar y de grasas hidrogenadas trans (margarinas). Bloquean la fase uno de desintoxicación, bloqueadores o inhibidores de la fase uno de desintoxicación, ellos retardan la formación de enzimas y son

Toxinas de las bacterias del intestino Antihistamínicos (antialérgicos) valium, antidepresivos como las benzodiacepinas, anti hongos (ketokonazole).

Otro problema de desintoxicación se forma si la fase uno es rápida pero la fase dos se vuelve lenta y no puede responder a la demanda de la fase uno, entonces los tóxicos intermediarios de la fase uno se acumularan y recargaran la fase dos, y esto se puede convertir en una pesadilla ya que estos compuestos estancados en fase uno y dos se vuelven más tóxicos y puede comprometer el cerebro, el hígado y el sistema inmunológico, algunos productos que causan esto son: Esteroides (corticoides), Sulfonamidas (antibióticos), Fenobarbital (anticonvulsivante), Alcohol, Cigarrillo, pesticidas, olor de pinturas, tiner.

Conclusión: cuando usted se expone a una toxina ya sea ingerida o inhalada y al mismo tiempo se toma otra sustancia que acelera la fase uno de desintoxicación  es peligrosísimo y muy tóxico, la combinación de alcohol y acetaminofén es el mejor ejemplo: El compuesto intermediario del acetaminofén es el napqi (n – acetyl – p – benzoquinoneimina) y es removido en fase dos rápidamente en condiciones normales, pero si se va de parranda y toma alcohol, este retarda la fase dos de desintoxicación. Y se acumulan cantidades de el intermediario del acetaminofén (napqi), esta combinación produce cáncer. Señores lectores, en el hígado, tomar acetaminofén después de una borrachera antes de acostarse para no amanecer con un guayabo puede ser mortal, ojo tengan mucho cuidado.

Alimentos que ayudan a desintoxicar el hígado: el repollo morado y verde, pescado agua fría (salmón, arenque, sardina, atún, anchoa,) aceite de linaza, frutas frescas, ajo, nueces y semillas, cebolla, aceite de ajonjolí, vegetales verdes y oscuros, aceite de nuez, germen de trigo y aceite de germen de trigo. Aceite de girasol., semilla de calabaza, de girasol, almendras.

Suplementos que ayudan a desintoxicar hígado: bioflavinoides, aceite de grosella, aceite de borraja, aceite de primorosa, coenzyma q 1o, selenio, silymarina (milk thistle), zinc, vitaminas del complejo B (B12, B6, n acetyl cisteína, magnesio, manganeso, ácido fólico, cobre, betacaroteno, lecitina, oligoelementos, vitaminas C, D, E, K.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X

Main Menu