EL MITO DEL CALCIO

Todos sabemos que el calcio es bueno para los huesos y para que crezcan sanos y fuertes sin osteoporosis,  debemos tomar leche todos los días porque nos enseñaron desde pequeños que era la mayor fuente de calcio que teníamos.

Pero resulta y pasa que todo lo anterior es solo un mito ya que a pesar del consumo abundante de leche la mayoría de mujeres en Colombia sufren de osteoporosis, y la razón de ello es que el calcio no solo se necesita para los huesos, sino para muchas otras funciones del cuerpo que no tenemos ni  idea, ni conocimiento alguno de ello.

He aquí algunas de las importantes funciones del cuerpo que se hacen con calcio: Nuestro corazón late, los demás músculos se contraen y se relajan, el sueño se promueve, la coagulación se lleva a cabo, pensamos con inteligencia, relajados, con buena memoria, caminamos sin caernos con buena coordinación, las células funcionan bien, se nutren y se revitalizan,  damos vida a un nuevo ser, las defensas son excelentes, el cabello es brillante y sedoso, las grasas se equilibran y el PH de la sangre se vuelve alcalino.

La falta de calcio produce los siguientes síntomas: insomnio, taquicardia, arritmia, palpitaciones, depresión, presión alta, convulsiones, caída del cabello, calambres, hormigueo, infertilidad, estreñimiento, fibromialgia, dolores articulares, gripas frecuentes, flacidez, mala circulación, trombosis, uñas quebradizas, alergias y muchos achaques mas.

Los rayos solares cuando entran en contacto con la piel hacen que la grasa que se encuentra debajo de ella se convierta en vitamina D. Esta vitamina es el principal ingrediente para absorber calcio en el intestino delgado y llevarlo a la sangre para que sea introducido en los huesos.

La vitamina D tiene la capacidad de diluirse en las grasas por lo tanto se encuentra en alimentos con alto contenido de grasa en forma natural como aguacate, almendras, nueces, aceite de oliva, semilla de ajonjolí, calabaza y girasol, granos, pescado, algas (espirulina), sardinas, salmón, arenque, linaza y soya.

La explicación por la cual las proteínas animales contribuyen y producen osteoporosis se debe a que ellas tienen una alta concentración de fosforo mucho mas que de calcio, por lo tanto el fosforo compite con el calcio e interrumpe su absorción ya que la vitamina D también  es necesaria  para absorber fosforo.

La sangre normalmente tiene un PH alcalino y si se vuelve acida el cuerpo tiene la necesidad de neutralizar ese acido y  esto solo se logra es con calcio, que se puede obtener de la alimentación diaria  y de no ser así entonces el cuerpo lo saca  obligatoriamente de los huesos para neutralizar el acido en la sangre ya que este hace estragos en la salud.

Todo alimento que promueva la formación de acido en la sangre hará que el calcio se salga de los huesos y el ejemplo claro lo tenemos con las proteínas animales (res, pollo, cerdo, pescado, chivo) que al ser metabolizadas se convierten en unos subproductos ácidos que son la urea, acido úrico y amoniaco.

Factores muy importantes de la alimentación que contribuyen a la descalcificación de los huesos.

SAL: cuanta más sal se ingiere, más calcio se elimina con la orina. Por ello es necesario evitar el exceso de sal (más de 6 gr diarios) y de sodio, muy común en la alimentación occidental.

GRASA TOTAL: una alimentación rica en grasa de cualquier tipo, reduce la absorción de calcio y favorece la osteoporosis. Esto es así porque la grasa se una al calcio en el intestino formando jabones, los cuales no se pueden absorber y son eliminados con las heces.

AZÚCAR BLANCA: el azúcar refinado carece prácticamente de calcio y de otros minerales. Su consumo elevado, como suele ocurrir en la  alimentación reduce los depósitos de calcio del organismo, que se encuentran en los huesos, favoreciendo la osteoporosis. Además el alcohol, cigarrillo y cafeína contribuyen a la eliminación de calcio por la orina.

El calcio es el mineral más difícil de absorber y requiere de varios factores para ser absorbido: hacer  una hora de ejercicio al día, tomar sol una hora al día, consumir vitamina D a manera de grasa natural, consumir vegetales, frutas, semillas de ajonjolí, calabaza, girasol, frutos secos como almendras, nueces, granos y cereales, pescado y sardina.

La fuente de calcio del ser humano es el reino vegetal debido a que la relación calcio-fosforo es ideal y equilibrada ya que permite una optima absorción del mineral previniendo así una osteoporosis. El consumo de proteína animal no puede ser de más de 3 onzas al día, es decir 90 gramos y debe ir acompañada de una porción de vegetales dos veces más grande que la porción de proteína para tener un equilibrio acido-alcalino en la sangre y evitar la descalcificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X

Cart

No hay productos en el carrito.